Escrito por : Henry T jueves, 30 de abril de 2015

En nuestra vida hemos sido testigos de grandes historias y terribles intentos baratos de conseguir el dinero de fanáticos de una buena serie, como The Last Airbender o Dragon Ball Evolution. Un espectador audaz habrá visto ideas recurrentes en estas historias. Un héroe idiota en los shonen, una tragedia en la vida del protagonista que lo motiva a entrar en la trama, o un completo imbécil bueno para nada que se logra cogerse todas.





Soy HenryT, y junto a mi amigo Master D.Ron, vamos a hablar de los 10 clichés más odiados, según nosotros. ¿Por que 10? Porque Dross le chupo  siete veces las tetas a Lucy y sigue siendo perturbador, no sabemos, es un número al alzar.



Ahora, sin más preámbulos, este el top 10 clichés más odiados según sus servidores.

Número 10:  El hijo idéntico


Quien lo esperaba, a lo mejor todos los espermatozoides de Naruto tienen el mismo gen idiota.
Miremos este ejemplo: Bolt Uzumaki, el producto de la pareja más insoportable del frikismo otaku, "el odioso Naruhina". Las reacciones al final de Naruto han sido varias, pero en la que todos podemos concluir es que este personaje es Naruto versión 2.0. Es literalmente un chico hiperactivo, solo que más mediocre e insoportable del padre. Hasta el punto de ser uno de los peores personajes que hayamos visto en nuestra vida. 
¿Te da flojera crearle un hijo a tus protagonistas? Dale un hijo que sea una copia barata de uno de los padres. No solamente demuestra tu flojera a la hora de crear personajes, pero creas un producto inferior al que ya hiciste antes. No es de sorprender que Kishimoto crease otro Naruto, ha hecho eso desde hace 15 años. Obito, Jiraiya, es como si hubiese una maldición en Konoha.
Una nota más, pero que Kishimoto se enfocase en Sarada durante el capitulo 701, fue una estupenda elección. Sarada es el único personaje original de todos los hijos, y su trama es la más distintiva.


Número 9: El personaje con una sola emoción en el rostro

Disfrútenlo, se queda así durante toda la serie.

Si bien es cierto que un evento traumatico puede dejar a la persona bastante seria, llega a ser bastante fastidioso que un personaje conserve la misma expresión durante toda la historia. El ser humano es un ser emocional, no puede quedarse con una sola cara durante años, ya que revelaría que tiene alguna enfermedad en el cerebro.
No nos malinterpreten, Kenshiro es un personaje muy bueno junto a su serie, pero llega a cansar la monótona expresión en su rostro cada número. Un buen ejemplo de este arquetipo, en nuestra opinión, es Joel de The Last of Us. Su relación con Ellie alivia el hecho de que estamos jugando con un sujeto frustrado toda la aventura.

Número 8: viajes en el tiempo hacia el espacio sideral

Nada fastidia más en una serie que los personajes viajando en el tiempo. No solo crean paradojas con su mera existencia, sino también inconsistencias en el argumento de la historia.
Como por ejemplo en Age of Ultron (el cómic con el que la película no tiene nada que ver), en donde se sacaron toda esa estupidez de que Ultron estaba en su base militar en "el futuro" y para resolver todo se sacaron un viaje del tiempo del culo para darle más "emoción" a la trama, concluyendo con un final plagiado de Days of Future Past. Otro ejemplo seria de nuestro conocido erizo azul, Sonic. En el ya infame Sonic 2006, el villano de turno, Mephiles el oscuro crea una trama compleja de viajar en el tiempo para matar a Sonic y liberar a un ser monstruoso que destruyo el futuro en el cual Silver provenía. Es como un hombre sabio dijo alguna vez "no porque lo hagas mas complicado significa que lo hagas bueno".

Y los viajes en el tiempo volvieron en Sonic Boom, repitiendo los errores del pasado.

Número 7: El malo maloso lo planeo todo desde antes que nacieran


Un héroe es un héroe, pero todos aman a un buen villano. Desafortunadamente, este tipo de villano es comparable a un niño pequeño que no quiere perder y se inventa las mil y un reglas para favorecerle. Osease, como Cartman, un mal perdedor. Casos como este se pueden ver en las muchas de series de anime más populares Bleach y Naruto.

Por un lado, tenemos a Aizen, el cual es tan caricaturesco que da risa, y nunca te lo puedes tomar enserio porque siempre tiene un plan, siempre tiene una habilidad oculta que nunca utiliza, y siempre se deja ganar por X o Y razón, como hemos visto en el manga, donde supuestamente se dejo sellar por Ichigo porque penso que tarde o temprano la sociedad de almas lo iba a necesitar, y que sorpresa, aparecen los Quincy con un plan risible y un lider tan overpower, que quita cualquier suspenso y solo es cuestión para que el heroe le meta el dedo en el culo.

Y con Naruto, llegamos a Zetsu, que al principio era un personaje con una personalidad similar a la de una piedra de mar, que nos salta con un Plot Twist que solo Kishimoto podría sacarse del trasero, replicandole la formula a M.Night Shyamalan. Osea, quiere que nos traguemos que Zetsu fue la mente maestra detrás de toda la trama, para darnos una justificación para sacar a Madara Uchiha del juego y darnos una villana tan mediocre y sosa como es Kaguya.

Pueden imaginarse la frustración sexual que tiene esta tipa para caer en algo tan ridiculo como esto.
Dos villanos que iniciaron bien, y se convirtieron en un chiste.

Número 6:  La oscuridad como concepto y "maldad pura sin pena ajena"

Nosotros lo conocemos por varios nombres, algunos más exóticos e iconicos como "El lado oscuro de la fuerza". Sin embargo, ¿Quien en su sano juicio seguiría usando las palabras "la oscuridad es un poder asombroso" o algo asi.
Juegos como Kingdom Hearts o más reciente como la porquería de Destiny, utilizan este concepto sin tener pena ajena, sabiendo que esas son ideologías que utilizarían caricaturas de antaño. El mundo real, y de paso la ficcion bien hecha, debe depender de buenos conceptos y razones para justificar a los villanos. Sea sobrevivencia, envidia, o entre otros conceptos, sin embargo, tu no escucharas a nadie en la vida real, a excepción de los tan chiflados pastores religiosos, hablar de la fuerza de la oscuridad o "razones malignas".

Esta nube tiene más complejidad que esos villanos.

Número 5: No estaba muerto, estaba de parranda.

 

Podríamos entender que un personaje muy popular no puede morir, porque los autores tienen miedo de que las ventas disminuyan, sin embargo cuando anuncian la muerte de dicho heroe, más enfocándonos en los cómics, figurativamente nos dicen que el personaje se toma unas vacaciones cortas, para luego reaparecer como si nada y volver de nuevo al status quo.
Ejemplos hay muchos, pero el que personalmente resona más con nosotros, fue la muerte de Bruce Wayne, donde el alias de Batman fue tomado por el primer Robin, Dick Grayson. Fue un buen desarrollo de personaje en nuestra opinión, pero después, DC siendo DC, con el miedo de perder a su personaje escapista por excelencia (si no pregúntenle a Doug Mounch o Frank Miller), se sacaron algo de la manga con una explicación no muy logica solamente para traer de vuelta a Bruce Wayne.
Otro ejemplo fue Steve Rogers, el Capitan America, quien tuvo una muerte epica y, al igual que Batman, su antiguo sidekick tomo su lugar, con Bucky/Winter Soldier convirtiéndose en el nuevo Capitan America. 


La reacción de Master D.Ron y Luna con Ace de One Piece.

Las muertes eternas son dolorosas, especialmente con personajes muy queridos, pero son necesarias para darle más fuerza a la trama y expandir la personalidad de otros personajes. No esperen que Wolverine se quede muerto tanto tiempo, revivirá durante o después de las guerras secretas.

Número 4: El poder de la amistad, o el deus ex machina más barato que hay


Ya conocemos este popular elemento de algunos mangas shonen populares, el más conocido por usar este recurso para justificar sus power ups baratos, es Fairy Tail, la cual aparentemente los gremios de Fairy Tail nunca pierden porque son los más amiguis amiguis del mundo, lo suficiente como para derrotar dragones ancestrales y a magos poderosisimos, con un entrenamiento que es un capitulo de playa; los personajes adquieren power ups bastante groseros sin ni siquiera entrenar. ¿Por que?
Por que el poder de la amistad mueve montañas, al parecer.

Número 3: El protagonista idiota.

Más mejor, veo que te enseño bien.
Para ser honestos, no nos molestan los héroes que actúan como idiotas, como Luffy o Goku, pero este arquetipo se ha repetido tanto que se ha vuelto fastidioso. Nos agradan que los héroes sean más que un chiste andante de "hay, es un idiota que le encanta comer", porque no hemos visto suficiente de esos. De los protagonistas populares de Shonen, nosotros hemos tenido una preferencia por Ichigo Kurosaki, no por la calidad de la serie de Bleach, para nada, sino por que el protagonista es diferente. Si lo ven bien, es un chico sociable que tiene notas decentes, algo que para nosotros es más identificable.
Se que los idiotas pueden ser agradables, pero ya cuando repiten el chiste mil veces, incluso en ambientes más realistas que la fantasía de Dragon Ball, hay que ponerle un Stop al arquetipo.

Número 2: El llorón que no quiere cambiar

 
No molestaría tanto su actitud, de no ser porque se queda así toda la serie.
Ya conocen la historia del perro arrepentido. Este personaje tiene una vida dura, un pasado tragico, o un conflicto emocional del que les imposible salirse. Los ejemplos sobran, pero el problema, no es el arquetipo en si, sino en la constante exageración de la actitud del personaje que empeora, y no quiere cambiar, y al final se vuelven psicópatas que quieren destruir al mundo.
Nuestro problema con este arquetipo es que, en la vida real, las personas con depresión necesitan ayuda medica, o, se herirán a si mismos. La ficción lo retrata como emos vengadores que quieren destruir al mundo, y no como personajes reales con problemas. En especial Sasuke Uchiha se sabe que tienen problemas, pero en ningún momento alguien trato de ayudarlo realmente, excepto por esa ocasión, en donde el buen samaritano murio.
No me vengan con el "poder de la amistad de Naruto", eso empeoro todo.

 Número 1: Empate entre La simplona y el Iñigo Montoya

Para este tenemos que explicarlo más detalladamente. Por "simplona", hablamos de esa tipa super alegre que no parece tener una pizca de cerebro, que son un constante peligro para el héroe y para ellas mismas.
Aveces llegan hasta los extremos de causar un daño psicológico a un personaje por culpa de su estupidez, como es el caso de Anna de Frozen, donde si no fuese tan ingenua, no hubiese provocado todos los problemas en la película, y su hermana Elsa, quien recalco, hizo lo máximo posible para protegerla, tuvo un nivel de estrés descomunal por su causa.
Otro ejemplo es Orihime y sus similares en el anime ( como Satomi Murano) que son tan inútiles e imbéciles que son un estorbo metaforico y para colmo repiten el nombre del protagonista como quinientas veces, y cansa cada vez que lo dicen.
Por segundo, tenemos al "Iñigo Montoya", quien nosotros llamamos a aquellos personajes, que están en busca de venganza, y es su única caracterización. Y no, irónicamente, Iñigo Montoya no lo odiamos, es la excepción a la regla.


¿Como poner de manera floja, a tu personaje principal en tu trama? Haz que el enemigo mate a un ser querido, y que el proclame venganza a los cuatro vientos. Lo peor de estos personajes, es que están tan obsesionados con su venganza a un nivel nada saludable, que hacen pensar más bien,  son villanos en potencia.

Ya muchos conocen mi desprecio por el protagonista de Attack on titan, Eren Jaeger, quien lo considero uno de los peores protagonistas he visto en ficción. Más alla, de su inutilidad, y su completamente blanda personalidad, lo unico interesante de el, es, y no mientan, su forma titan.

Como Eren hay muchos, pero la razón por la cual el es tan destacable, es por lo completamente original que el mundo de Shingeki no Kyojin, pero lo tan blando y poco interesante que es el protagonista. Muchos de estos protagonistas se enfocan solo en la venganza, que no hay razón alguna para apoyarlos. Son cretinos sin gracia alguna que, al cumplir su venganza, no tendran más razón para vivir.
Y como un extra, un arquetipo más, que sin sobra alguna es facil decir, que es detestable:

La Mary Sue/El Gary Stu

¡El rey de los hackers y tramposos, damas y caballeros!

Los mary sues son definidos como aquellos personajes que la trama vive para ellos, "invencibles" y poco carismaticos. El termino fue creado para definir a las creaciones de fans que ignoraban el canon o una buena historia, para satisfacer un deseo personal, como tener sexo con Boa Hancock o que se yo.
Kirito es un gary stu. Pero no de los cualquiera, sino el de los duros, la trama vive solo para el, los personajes, femeninos y masculinos, viven para el, y los enemigos se arrodillan ante sus pies. ¿Es este un buen personaje? Obviamente no, es tan solo un pedazo de mierda que pusieron de protagonista, que solo sirve para traer publico femenino fácil y sin criterio alguno, esto nos da a entender lo tan bajo que puede caer un estudio de animación (como lo es A-1 Pictures) para sacar a flote un anime tan mediocre como lo es Sword Art Online, ambas temporadas por igual.

Y con esto concluimos, que la batalla de rap del frikismo entre Kirito y Eren, acabo en empate, porque nadie gano.

 




{ 1 comentarios... read them below or add one }

  1. «lo unico interesante de él es, y no mientan, su forma titan.»
    ¡Y que es Alto, muy ALTO!

    Creo que faltaron algunos que si bien no son protagonistas, en la trama nunca faltan, como los perfectos, los populares, etc, etc.

    Pero estoy satisfecha, hay unos muy buenos.

    ResponderEliminar

Invitale un cafe a Henry.

Archivo

- Copyright © 2013 La Librería De Uroboros -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -