Escrito por : Uroboros18 jueves, 5 de diciembre de 2013

(Si les parece algo torcido, es porque el dibujante estaba bastante ebrio a la hora de hacerlo)


Y esa es básicamente la historia de cómo decidí leer este libro, aunque siendo franco, si hubiera mandado a dibujar cuantas veces me insistió Henry en que leyera este libro probablemente esa imagen fuera de un kilometro de largo.

Hoy es una ocasión especial, no solo vuelvo a reseñar un libro –y vuelvo a publicar en el blog, si, de nada me sirvió organizarme, mi vida sigue interfiriendo-, sino que también es muy posible que el autor lea esta reseña… lo que dada mi opinión del libro me hace preguntarme ¿que hago? ¿Doy una buena reseña para al que probablemente pueda traer buena publicidad y hacer que dejen de ser solo cuatro personas las que lean este blog? ¿O debería conservar mi dignidad como críticoy persona y ser tan duro con esta obra como con cualquier otra?

He tomado mi gran decisión, aunque  va en contra de todos mis principios voy a escoger la segunda opción.  Puede que quiera ver mas gente leyendo este blog, pero amo a las cuatro personas que vuelven aquí a leerlo cada vez y no estoy aquí para mentirles, prefiero que sean cuatro perdidos sinceros que siquiera una decena traídos aquí por una mentira. Saben, me gusta ser sincero sobre mis opiniones sobre cualquier cosa y preferiría torcerme el pulgar antes de darle un pulgar arriba a algo que creo está mal, como un gladiador que derrotó al león pero que perdió una pierna y tres cuartos del rostro tratando de hacerlo, simplemente no es aceptable.



Título: Dragún
También conocido bajo el subtítulo: “Dragún, la chica que desafió a los dragones” (que siendo franco es un subtitulo bastante mentiroso)
Autor: Ricardo Riera
Paginas: 482
Año 2010
Género:Fantasía en su más pura expresión.
Secuelas: Me han dicho que viene una en camino. También tiene un spin off, “Burami y el rey rojo” disponible para su lectura en el blog personal del autor.

Chicos, lo diré desde esta línea, no estoy seguro de cómo calificar Dragún. Estoy en una crisis de identidad en cuanto a él, parte me encanta, odio a muerte otras partes. Cortemos esto en partes y descubramos el porqué.


Historia y Narrativa (No puedo dejar de pensar en una película que vi en los noventa/5)


(Entonces, protagonista  debe destruir un maggufin maligno de manos de un villano que realmente no es el villano para destruir el villano verdadero con la ayuda de otro maggufin. En caso de parecido con otra serie de fantasía, añadir Tarzan con Dragones)

La trama es tal vez lo mas estándar que tiene, y a su vez no, la mayor parte del libro va de la protagonista tratando de Matar/Encontrar/Destruir el maggufin mágico/diabólico, si eres un fan de la fantasía has visto esa trama antes, casi siempre de hecho, es básicamente el requisito paraser parte del genero, pero es en la historia que la rodea lo que la hace brillar… a través de un vidrio ahumado bastante oscuro.

La cuestión va así, Lea hija de Diore es la última sobreviviente de Silam, quien al encontrarse con un Dragón en el bosque tras la caída de su reino, es adoptada en la tribu de los mismos, y exige ser enseñada para convertirse en un Dragún, un guerrero que no es humano o dragón, sino ambos y ninguno, todo en busca de su venganza en contra de la creatura que destruyó su reino y mató a toda su familia.

El libro se divide en cuatro partes, cada una con su propio foco, la primera es la historia de cómo lea y Zagór se conocieron y como llegó a ser una Dragún. La segunda parte es su búsqueda para liberar a shinji, digo, digo  Xinji, la ciudad de los dragones. Su última prueba antes de convertirse en Dragún y ganarse del derecho a usar su nombre de casta, Lea-Naa. También debería mencionar que es el motivo principal de mi odio hacia este libro, es sumamente largo, llevándose la mitad del libro y es bastante molesto. La tercera parte es llamada “Marlo la ciudad de marfil”, toma la segunda parte del libro y es el motivo por el que me gusta el libro. La cuarta parte es un final dividido en nueve capítulos sobre el cual realmente no estoy muy seguro de cómo sentirme.

La primera parte simple, algo clicheica, pero eso no tiene porque ser algo malo, lo que lo hace malo es el hecho de que cuando negoció para ser convertida en dragún era una niña pequeña, el libro nunca especifica su edad, ni antes ni después de su entrenamiento pero el libro especifica que cuando lo pidió “era muy joven para sostener la espada correctamente”. Teniendo un amigo que empezó a practicar esgrima a los trece años yo diría que Lea tenía unos diez aquella noche en la que lanzó una única sexy lágrima en el lomo de un dragón dorado y negoció las minas del mágico metal de su reino para ser convertida en una guerrera para ir en busca de venganza. No importa cuán joven eres -especialmente si no puedes levantar el peso de una espada correctamente- cuando acabas de ver tu hogar destruido y acabas de ver morir a tu hermano deberías estar ahogándote en un océano de tus propias lagrimas, no andando cabeza en alto negociando con dinosaurios.

(Tripulacion del Sombra de mar -  Que en paz descanse aquella manada de lobos de mar)

Ese es básicamente  mi problema con el libro, su protagonista, lo diré de una vez –y posiblemente suene algo misógino de mi parte de tantas veces que lo he dicho en este blog- : No me gusta su protagonista.Pero esta será la vez que diga un porque expreso: Ella es una Mary Sue. Al menos durante las primeras dos partes da esa impresión, en la que ella no debe ni puede fallar, solo por ser ella. Y en ninguna parte es eso más aparente que en la parte dos “el rubí de zafarat”, durante este arco Lea debe ir a Xinji a liberarlo del monstruo que sacó a patadas –para ser más precisos, tentáculos hentai- a los dragones, cosa que logrará gracias a una tripulación pirata y el consejo de Voosham (quien podría o no ser el dios mas coloquial del que he oído jamás), encontrando el maggufin mágico del que hablaba antes en el proceso.
(Voosham dios de los cielos- Interpretacion de artista)

El problema con Lea se vuelve más evidente cada vez que avanza la trama, por lo menos en esta parte ella parece sentir desprecio por todo sin ningún motivo aparente, creyéndose superior a todo, otra vez, sin motivo aparente. Si mal no recuerdo haberlo dicho en mi primera reseña, ese fue el motivo por el que no me gustó Katniss Everdeen y es el motivo por qué no me gusta Lea hija de Diore. Pero por suerte Lea mejora sin la necesidad de que el libro termine antes de que lo haga, en la tercera parte.

Llamada Manlo la ciudad de marfil, el tercer arco del libro paga por los pecados de los anteriores al convertir a Lea en un personaje completo, que aunque sus motivos no cambian, se refuerzan y por primera vez se le ve reaccionar como alguien reaccionaria en realidad. De todas formas, en esta parte Lea deberá infiltrar la ciudad de Manlo, y estará en conflicto consigo misma la convivir con seres humanos ¿se quedará con los de su especie? Jajaja, no. Además de eso, en este arco se explica la importancia de aquel maguffin mágico y se revela la historia tras el otro maguffin diabólico. debo mencionar tambien que al inicio se resalta mucho mas la falla de personaje que ha sido Lea hasta este punto, al poder conectar de inmediato con el villano casi desde el primer momento, Lea ha tenido medio libro hasta este punto para empezar a gustarme y este sujeto aparece por segunda vez y lo logra de inmediato. A menos que-- a menos que haya sido intencional...

(Lostar, Rey de Manlo. Amo de los calabozos de sadomaso)

El cuarto y último arco es lo que ya he llamado un final en nueve partes, es básicamente una alianza y la batalla final contra lo que se liberó al final del arco anterior. No diré nada mas sobre esta parte salvo el hecho de que lo que pasa al final es extrañamente efectivo.

Mmm, no puedo dejar de pensar que este libro me recuerda a una película que vi cuando era pequeño.

Personajes (Lea/5)


(Personajes importantes, de derecha a izquierda: Principe Linos, Zágor, Principe Nilo, Princesa Le(i)a. Solo uno de estos personajes sobrevive, adivina cual.)

Lea, solo lea. Hablaría de los personajes, pero no tendría sentido, el único personaje de este libro es Lea. Te lo diré de esta forma, no te encariñes con ningún personaje, todos mueren. Ricardo si estás leyendo esto quiero hacerte una pregunta ¿Por qué te gusta tanto matar a tus personajes? Déjame ponértelo de esta forma, matar personajes sería efectivo de no ser porque pasa demasiado a menudo, después de que murieron los primeros tres durante “El rubí de Zafarat” deja de ser “¿¡coño porque murió!?” y empezó a ser “me pregunto cómo morirá el siguiente”. Uno podría decir que tanta muerte sería para que Lea miré atrás y se dé cuenta de los desastres que causa, pero cuando la única respuesta emocional que tiene sobre la tripulación del Sombra de Mar es “al menos ya no tendría que soportar a aquellos hombres malhablados y malolientes” yo realmente empezaría a cuestionar la efectividad de eso, más aun cuando vuelves y te das cuenta que ellos son uno de los motivos por los que ella logró sobrevivir. Es más creo que el único momento donde la muerte de un personaje es efectiva es en “Manlo la ciudad de Marfil”, francamente creo que la reacción que todo el mundo tendrá con ella será:


(ó)

(o tambien)

(esta fue la mia)



Variedad (¿En serio, reptiles plumíferos?/5)
Si hay una cosa que me encanta ver en la escritura fantástica moderna, es el desafiar las convenciones tradicionales de lo que es que. Por ejemplo, si hay algo que me pareció genial en este libro es que cambia –aunque sea un poco- la idea convencional de lo que es un Dragón, esas bestias de cuatro patas y un par de alas que todo mundo asocia con la palabra dragón, si, si está presente, de una forma distinta. Acompañado, debo mencionar, de otras cuatro clases diferentes de dragones, cada una con sus propias características. A pesar de que no tienen tanto enfoque como el Titulo de la novela te llevaría a creer, los dragones en esta historia realmente me hicieron levantar una ceja en curiosidad, y me alegraron el momento cuando lo único que había alrededor para ver era una Mary Sue muy mal formada.

(Vaya, esos dragones se veían mejor en mi cabeza)

El final (Spoiler, bueno no tanto pero casi/5)
Y si hay otra cosa que realmente no deja de molestarme sobre Lea es una línea al final “…, pero sabía que, fuera lo que fuera, lo enfrentaría  lo dominaría como lo que ella era; una fuerza de la naturaleza, capaz de crear y destruir.” Tanto progreso que teníamos, y volvemos a las raíces de una Mary Sue ¡Ella no puede hacer nada de eso!  De hecho todo lo que sirve es para destruir y matar  ¡el ultimo capitulo hace eso bastante claro! Y en cuanto a que había progresado lo digo en verdad, pues durante estos últimos nueve capitulo ella realmente se siente como un personaje distinto, y nada hizo avanzar tanto a su personaje como las últimas cuatro páginas, verla llorando porque al fin se da cuenta del daño que ha hecho y de la gente que ha perdido,  eso es algo que se pega, que se siente, y la única mancha que tiene ese final es esa línea, pues en cualquier otro departamento, se lleva mis aplausos.

(Resumen del final - Interpretacion de artista)


Opinión Final (sigo sin recordar que película me recuerda/5)

Entonces ¿ganó esté gladiador contra el león? Sí, claro no sin romperse una mano  cuando perdió la espada y decidió acabar con el león a golpes, pero eso es de admirar ¿no? La otra pregunta es  ¿Soy un fan de las aventuras de Lea-Naa? No, no, ni en un millón de años, no. Pero soy un fan de todo lo que pasa alrededor de ella, los personajes secundarios –que en paz descansen-  tienen un carisma especial casi desde el momento que los conoces y cuando te encariñas realmente duele/molesta bastante el saber que no estarán allí por mucho tiempo, de hecho esa es una de las pocas cosas en las que HenryT y yo hemos estado de acuerdo en esta vida, en que es bastante desagradable mueran tantos personajes secundarios siendo tan agradables e interesantes. Pero eso no arruina la experiencia, ni tampoco la actitud de Lea durante la primera mitad dellibro, de hecho creo que eso podría considerarse una cosa buena cuando uno ve como el personaje cambia al llegar a la tercera y cuarta parte. Si quieres mi imagen de este libro, es básicamente la Gioconda con una mancha de café en la esquina, una gran obra, solo que tiene algo desagradable a la vista cuando lo ves bajo cierta luz.  ¿Es digno de comprarse? Seguro, no es mal libro en ningún aspecto, sé que si sale una secuela (como me han dicho que pasará) voy a comprarla.


(¡Sabia que Zágor me recordaba a alguien!)

{ 2 comentarios... read them below or Comment }

  1. Pues curiosa tu critica Ken, aunque debo decir que coincido con ella.
    Olvidaste mencionar lo bien narrada que estaba la obra :D Logre interesarme en todo momento, y dijiste bien lo de los personajes secundarios, tienen tan buena dinámica.
    Pero no compararía a Dragún con el Señor de los anillos :/ Lo compararía más bien con Conan, aunque claro, no he leido lo suficiente de Conan para opinar del todo.

    ResponderEliminar
  2. Mmm, interesante crítica. Me han dado ganas de comprar el libro; aunque sólo sea para enfocarme en la evolución de los personajes; y bueno, la tercera parte.
    Por cierto, ¡buen blog! Planeo terminar de leer todas sus entradas a la brevedad :)

    ResponderEliminar

Invitale un cafe a Henry.

Archivo

- Copyright © 2013 La Librería De Uroboros -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -